Poema para reflexionar sobre estos días.

#MeQuedoEnCasa

Este poema parece escrito en nuestros días, pero ¡es de 1869! Está tomado de “La historia de Iza”, de Grace Ramsay… y qué tan actual es su contenido.

Y la gente se quedaba en casa
Y leía libros y escuchaba
Y descansó e hizo ejercicios
E hizo arte y jugó
Y aprendió nuevas formas de ser
Y se detuvo

Y escuchó más profundamente
Alguien meditó
Alguien oró
Alguien bailó
Alguien se encontró con su sombra
Y la gente comenzó a pensar diferente

Y la gente sanó.
Y hubo ausencia de personas que vivían
en una peligrosa
ignorancia
Sin sentido y sin corazón,
Incluso la tierra comenzó a sanar

Y cuando el peligro terminó
Y las personas se encontraron
Lloraron por los muertos
Y tomaron nuevas decisiones….
Y soñaron con nuevas visiones
Y crearon nuevas formas de vida.
Y curaron completamente la tierra
Justo cuando fueron sanados.
Cuando la tormenta pase
Y se amansen los caminos
y seamos sobrevivientes
de un naufragio colectivo.

Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
tan sólo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo
al primer desconocido
y alabaremos la suerte
de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos
todo aquello que perdimos
y de una vez aprenderemos
todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia
pues todos habrán sufrido.
Ya no tendremos desidia
Seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos
Que lo jamas conseguido
Seremos más generosos
Y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil
que significa estar vivos
Sudaremos empatía
por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo
que pedía un peso en el mercado,
que no supimos su nombre
y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre
era tu Dios disfrazado.
Nunca preguntaste el nombre
porque estabas apurado.

Y todo será un legado
Y se respetará la vida,
la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase
te pido Dios, apenado,
que nos devuelvas mejores,
como nos habías soñado.

Un muy feliz año nuevo.

Este me pareció que es el mejor de los deseos.
Texto de Mirta Medici, Psicóloga Argentina.
“No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno. Ése es un pensamiento mágico, infantil, utópico. Te deseo que te animes a mirarte y que te ames como eres.
Que tengas el suficiente amor propio para pelear muchas batallas y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar por las que no vale la pena luchar.
Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables y que hay otras que, si corres del lugar de la queja, podrás cambiar.
Que no te permitas los “no puedo” y que reconozcas los “no quiero”.
Te deseo que escuches tu verdad y que la digas con plena conciencia de que es solo tu verdad, no la del otro.
Que te expongas a lo que temes porque es la única manera de vencer el miedo.
Que aprendas a tolerar las “manchas negras” del otro porque también tienes las tuyas y eso anula la posibilidad de reclamo.
Que no te condenes por equivocarte; no eres todopoderos@ Que crezcas hasta donde y cuando quieras.
No te deseo que el 2020 te traiga felicidad.
Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad que te toque vivir”
Que la felicidad sea el camino, no la meta…

A propósito de las próximas elecciones

wp-1524958547051..jpeg

A defender nuestras ideas políticas en las urnas, votando a conciencia  por la que creamos sea la mejor opción para nuestro país. Basta ya de tanta violencia tanto en la redes sociales como en el día a día.  No mas publicidad negra y falsas noticias, no más polarización. Se puede cambiar al país si todos salimos a sufragar informados, el voto es  la clave.

Infografías interesantes.

Las habilidades blandas más un objetivo claro, trabajo persistente, organizado, y enfocado, un alto nivel de inteligencia emocional y el estar presentes son requisitos fundamentales de los líderes positivos y sus equipos.

Esto se resume en estas imágenes que encontré en publicaciones de LinkedIn.